Los productores piden la aprobación inmediata de la ley de ayudas al cine

El Festival de Málaga Cine Español sirvió este lunes de altavoz para las denuncias de la Confederación de Productores Audiovisuales Españoles (FAPAE). Su presidente, Ramón Colom, se ha quejado de que casi cuatro años después de que comenzaran las negociaciones de la reforma de la ley que regula la industria cinematográfica esta sigue sin llegar. “No conocemos el texto definitivo. Estamos a la espera de ello para poder tener una opinión al respecto”, ha afirmado Colom, quien recordó la inseguridad e incertidumbre que vive el sector por no conocer aún el nuevo modelo del que dependerán las ayudas.
 
Esta reforma incluirá una modificación en las ayudas a la amortización, que pasarán a ser recibidas antes del rodaje del proyecto en vez de después, y no en función de la taquilla, como se hacía hasta ahora. “Las cosas de palacio van despacio, y entiendo que con las elecciones andaluzas, las municipales y sorpresas como la del viernes pasado con el exvicepresidente del Gobierno [Rodrigo Rato], todo eso lo complica mucho”, ha añadido Colom.
 
No obstante, el presidente de la FAPAE se ha mostrado confiado en que el trámite “va a seguir con la buena pauta” que han mantenido hasta ahora con el ministro de Educación y Cultura, José Ignacio Wert, y con la directora general del ICAA, Lorena González, y ha afirmado estar seguro de que “no habrá sorpresas en el texto definitivo”.
 
Colom también se ha referido a la lucha del sector por la rebaja del IVA cultural del 21% al 10%, batalla que dice están librando de forma conjunta con otros sectores como el teatro, la música y la pintura. “Creo que en la vigilia electoral, no sé en cuál de las cinco, habrá una vuelta del IVA al 10%”, ha señalado Colom, quien ha reclamado que esta bajada se produzca “cuanto antes”.
 
El presidente también ha aludido a los “nubarrones” que llegados de la Unión Europea se ciernen sobre el cine español. Colom ha alertado de una “amenaza en el cielo inmediata” desde la Comisión Europea por la intención de aprobar una directiva comunitaria para crear un mercado único respecto a la distribución de obras audiovisuales.
 
“No es bueno, porque las ventas a un comprador para todo el territorio europeo son mucho más bajas que la suma de territorio”, ha señalado Colom, quien considera que esta medida beneficia a los grandes fondos de inversión europeos, "especialmente de Luxemburgo".
 
En su listado de denuncias, Colom ha incluido exigir al Gobierno central que las licencias para los seis nuevos canales de TDT anunciados el pasado viernes “se den en proporción al porcentaje de producción propia española”. Según Colom, de no adoptarse esta medida, podría darse “un panorama de una gran plataforma de canales, en el que no hay prácticamente contenidos españoles".
 
“Uno de los candidatos es, por ejemplo, Fox TV, que no emite ninguna serie europea y mucho menos española, y las otras que están emitiendo en TDT, se llamen Mediaset o Atresmedia, no tienen producción propia, si acaso emiten algunos programas que tienen pases sueltos del primer canal a los otros canales, y eso no es producción propia”, ha añadido.
 
En cuanto a la situación que vive el cine español, se ha mostrado satisfecho. Pese a que las producciones y los rodajes hayan descendido en lo que llevamos de 2015, al igual que el presupuesto de las películas. “El cine de nuestro país goza de muy buena salud y hemos conseguido conectar con el público”, ha afirmado.
 
Manuel Gómez Cardeña, presidente de la Asociación de Empresas de Producción Audiovisual y Productores Independientes de Andalucía (AEPAA-APRIA), ha ofrecido los datos de cine actualizados a abril de 2015. Según sus datos, en este periodo se han producido 55 largometrajes, de los que 12 son coproducciones con otros países, 27 documentales y una película de animación, y se han rodado 32 películas, lo que supone un 20% menos que en las mismas fechas en 2014. El coste medio de una película española no ha dejado de descender en los últimos seis años; el presupuesto medio actual es de 1,2 millones de euros y en 2009 era de 3 millones de euros. Solo el 9,4% de los rodajes iniciados en 2015 cuenta con un presupuesto alto (entre 3 y 5 millones de euros) y un 3,1%, con uno muy alto (más de 5 millones).
 
La recaudación del cine español a esta fecha asciende a 16,1 millones de euros y ha sido visto por 2,5 millones de espectadores y la cuota por recaudación de cine español a 15 de abril es de 10,6%. Las películas españolas más vistas en 2015 son Perdiendo el norte, con nueve millones de euros recaudados; La isla mínima (1,6 millones); Las ovejas no pierden el tren (1,3 millones) y El club de los incomprendidos (1,2 millones), siempre de acuerdo con la información dada por AEPAA-APRIA.