Tu empresa, Tu Marca

Imagen de María Ferrera

¿CUÁNTO TIEMPO INVIRTIÓ USTED EN CREAR LA IMAGEN DE SU EMPRESA?

Es decir, cuántos días, quebraderos de cabeza, emociones, lluvia de ideas y listas de posibilidades, transcurrieron para que llegase el día en que apareciera el nombre que hizo cuadrar todos los astros, con el que sintió que su idea se materializaba fonéticamente. Y cuánto en conseguir que el diseñador al que le  había  encargado tan sublime objetivo alinease galaxias y usted se quedase satisfecho con el resultado y por fin viera su tan ansiada imagen.

En general el proceso de elección de nombre e imagen (en adelante MARCA) es arduo, intenso y delicado, aunque a veces  puede aparecer de forma casual, sin lugar a dudas se pone en juego mucho, y es que, al fin y al cabo no deja de ser la representación con la que se identifica su empresa*.

 

 *Cuando hablo de empresa, me refiero a cualquier tipo de forma que vaya a tener actividad económica de algún tipo, desde una asociación, a una zapatería, a un evento de moda, una galería de arte, un grupo  musical o similar en relación a su merchandising, etc…

 

¿QUÉ VALOR LE DA USTED A SU MARCA?

Su MARCA no solo tiene valor emocional, sino económico.

Y ahora viene la gran pregunta, ¿ha registrado usted su MARCA ante la Oficina Española de Patentes y Marcas?, en caso de respuesta negativa… ¿es consciente de que cualquiera puede registrarla? y en ese caso usted debería o bien negociar para que le alquilase o le vendiera dicha MARCA, es decir, su MARCA. También cabría la posibilidad de que ese sujeto no tuviese voluntad de llevar a cabo tal negocio y el fin fuese aprovecharse de la proyección y repercusión  por la que usted ha estado trabajando, teniendo que empezar de nuevo de cero, crear una nueva imagen, una nueva MARCA, invertir en todo ello ya no solo económicamente sino a nivel de comunicación con sus clientes y todo aquel que tuviese relación con ella.

COMO DICE LA PROPIA OEPM

Si la empresa no registra la marca, las inversiones que realice en la comercialización de un producto pueden resultar infructuosas ya que sus rivales podrían utilizar la misma marca o una tan similar que pueda confundirse para comercializar productos idénticos o similares. Si un competidor adopta una marca similar o idéntica, los consumidores podrían comprar por error el producto del competidor. Esto no sólo disminuirá las ganancias de la empresa y confundirá a sus clientes, sino que dañará su reputación e imagen, especialmente si los productos rivales son de calidad inferior.

Para usted la mejor opción es invertir en dicho registro desde el principio y ya no solo evitar posibles conflictos a futuro con todo lo que conllevaría (la inversión económica que a todos nos influye a la hora de emprender) sino ganar en seguridad y tranquilidad y tener ese activo como un valor más de su empresa de forma real.

Para ayudarles a aclarar ciertas dudas que siempre surgen como costes o plazos, a continuación les dejo una presentación en la que podrán ver claramente dichos aspectos, una vez lo hayan visualizado díganme ¿a qué esperan para llevar a cabo dicha solicitud?

 

Cuide los aspectos legales de su trabajo tanto como su creatividad.