El uso indebido de mi marca.

Imagen de María Ferrera

Versa el artículo 34 de la Ley 17/2001 de Marcas que 1. El registro de la marca confiere a su titular el derecho exclusivo a utilizarla en el tráfico económico.2. El titular de la marca registrada podrá prohibir que los terceros, sin su consentimiento, utilicen en el tráfico económico.

Efectivamente es así de sencillo, si usted ha registrado su marca ante el organismo pertinente, ya sea la Oficina Española de Patentes y Marcas –OEPM-, o ya sea en la Oficina de Armonización del Mercado Interior –OAMI-, y por tanto es propietario de la misma (recuerden que la solicitud de registro no es igual a la concesión, sino que tiene que transcurrir en circunstancias normales un plazo de aproximadamente 5 meses para que eso ocurra), usted tiene el derecho exclusivo de utilizarla y explotarla en el mercado, esto quiere decir, que si un tercero la usa sin su permiso, podrá reclamarle lo que a su derecho convenga en base a los preceptos legales que establece la normativa de Marcas en este caso.

Por tanto, una vez hemos identificado que hay un tercero infractor, en nuestro despacho de abogados solemos seguir los pasos que a continuación explicamos. Enviaremos un burofax a la persona física o jurídica que esté haciendo ese uso indebido. En dicho escrito, deberemos aportar el título de concesión de su marca, exigir que la deje de utilizar en un plazo concreto (10 o 15 días como pauta general), y podrá como dice la Ley reclamar una indemnización de daños y perjuicios en base al artículo 42 de la Ley 17/2001:  Quienes, sin consentimiento del titular de la marca, realicen alguno de los actos previstos en las letras a) y f) del artículo 34.3, así como los responsables de la primera comercialización de los productos o servicios ilícitamente marcados, estarán obligados en todo caso a responder de los daños y perjuicios causados. –Artículo 34.3  a) Poner el signo en los productos o en su presentación. f) Poner el signo en envoltorios, embalajes, etiquetas u otros medios de identificación u ornamentación del producto o servicio, elaborarlos o prestarlos, o fabricar, confeccionar, ofrecer, comercializar, importar, exportar o almacenar cualquiera de esos medios incorporando el signo, si existe la posibilidad de que dichos medios puedan ser utilizados para realizar algún acto que conforme a las letras anteriores estaría prohibido.-

Resaltar que la Ley como acabamos de ver dice que dicha indemnización tendrá cabida en todo caso, siempre que se den las circunstancias de la letra a) y f) referidas en el párrafo anterior, huelga decir que son las circunstancias más normales o habituales.

Igualmente se puede llegar a un acuerdo con la otra parte sobre la licencia de la marca, si es que quiere seguir haciendo uso de la misma (sobre esto hablaremos de forma más extensa en otro post).

Si una vez trascurrido el plazo propuesto o tras las negociaciones pertinentes no hay una respuesta o un acuerdo, deberemos acudir a la vía judicial tal y como recoge el artículo 40 de la Ley 17/2001 El titular de una marca registrada podrá ejercitar ante los órganos jurisdiccionales las acciones civiles o penales que correspondan contra quienes lesionen su derecho y exigir las medidas necesarias para su salvaguardia, todo ello sin perjuicio de la sumisión a arbitraje, si fuere posible.

Ni que decir tiene, que si su marca no está registrada,no podrá ejercer ninguno de estos derechos, por ello como siempre les decimos...Cuiden los aspectos legales de su trabajo!