Clausulas Suelo: 9 de Mayo de 2013

Imagen de Gracia González Pérez

Son muchos los clientes que llegan al despacho haciéndonos la misma pregunta: ¿me van a devolver todo lo que he estado pagando de más? La Sentencia del Tribunal Supremo de febrero de 2015 no tiene carácter retroactivo desde que se incorporan las cláusulas suelos a contratos bancarios de préstamo hipotecario.

Conforme la referida Sentencia, aquellos consumidores con garantía hipotecaria e interés variable pueden reclamar a la entidad bancaria las cantidades en demasía de las referidas cláusulas abonadas por éstos desde la fecha de la anterior Sentencia del TS, 9 de Mayo de 2013, aunque no pueden, como estaban Estimando algunas Sentencias de los juzgados de primera instancia y Audiencias Provinciales, beneficiarse de aquellas cantidades que se pagaron desde la firma del contrato.

Es decir, el TS declaró la nulidad por falta transparencia de determinadas claúsulas incluidas en contratos de crédito hipotecario, estimando que no es suficiente con que las cláusulas sean comprensibles de forma aislada, sino que estableció que los consumidores deben ser informados de forma clara y destacada, del alcance económico de las cláusulas suelo pactadas, sin que las mismas puedan pasar inadvertidas entre otras propias de un contrato tan complejo.

Con esto, cuando ud interpone demanda, después de no haber podido llegar a un acuerdo extrajudicial con la entidad bancaria, el Juzgado de primera instancia de lo mercantil Estima su demanda, retrotrayendo las actuaciones al momento de la firma de la hipoteca notarialmente, así lo declaró por ejemplo, la sentencia del Juzgado de lo Mercantil núm. 2 de Palma de Mallorca (Provincia de Islas Baleares), de 2 febrero 2012 “y debo condenar y condeno a la entidad demandada a la devolución de las cantidades que se hubieren cobrado en virtud de la condición declarada nula”, así como la Sentencia núm. 30/2015 de 6 febrero del Juzgado de Primera Instancia núm. 6 de Pamplona (Provincia de Navarra).

No obstante, estas Sentencias podrán ser apeladas por las entidades bancarias correspondientes, alegando las mismas la retroactividad solo al momento de la Sentencia del TS de 9 de Mayo de 2013, obviando años atrás y perdiendo, por lo tanto, las cantidades cobradas incorrectamente  por dicha entidad desde la firma de la hipoteca.

En cualquier caso, usted está en su derecho de reclamar tanto la nulidad de la clausula como la devolución de las cuotas pagadas de más, siempre teniendo en cuenta como decimos, la doctrina del Supremo y la fecha del 9 de mayo de 2013.