¿Vendes on-line? Sanciones por no cumplir con la LSSI

Imagen de María Ferrera

Leía esta mañana un artículo sobre venta on-line donde se recoge un dato que me llamó mucho la atención, tan solo el 5% de las tiendas on-line cumplen al 100% con la normativa actual para comercios de este tipo.

Algunos de los datos sobre el desarrollo y todo lo que genera este tipo de negocios decían que tres millones de españoles compran asiduamente en Internet, de estos, el 52% cada mes realizan compras en Internet. El 67% de las compras en la calle han sido previamente buscadas en Internet. Solo el 8% de las empresas españolas vende por Internet. Por eso, el 46% de las compras realizadas por los españoles han sido a tiendas de otros países. El 52% de los compradores prefieren usar Paypal como sistema de pago.  Hay 27 millones de españoles que aun no compran on-line pero se informan on-line. El 49 % de los compradores de Internet han comprado este año más en internet que el año anterior y menos en comercio tradicional que el año anterior.

A decir verdad, la sorpresa ante esta falta de cumplimiento es cada vez menor, y es que son muchos los clientes que al iniciar su actividad empresarial, acuden a nuestro despacho de abogados para que llevemos a cabo todo lo relativo a constitución de sociedad, registro de marca, etc…sin embargo, no hablan en la mayoría de los casos del cumplimiento de los aspectos legales que afectan a su negocio en lo relativo al mundo on-line. Esto, suele ocurrir por el  desconocimiento, ya no solo de su obligatoriedad sino de las sanciones a las que se arriesgan por no cumplir con dichos aspectos, y es que el coste de cumplir con la LSSI –Ley de Servicios de la Sociedad de la Información- comparado con la sanción que la Ley recoge resulta ser irrisorio, y en todo caso, la ganancia en tranquilidad, seguridad e imagen para tus clientes, es clave para un correcto desarrollo de tus negocios.

INFRACCIONES y SANCIONES

Las infracciones se dividen en leves, graves y muy graves y las recoge la Ley en el artículo 38. Por su parte, las sanciones que podrían imponerse se ven en el artículo 39 de la LSSI que dice que las precitadas infracciones podrán ir aparejadas de las siguientes multas:

a) Infracciones muy graves, multa de 150.001 hasta 600.000 euros.

b) Infracciones graves, multa de 30.001 hasta 150.000 euros.

c) Infracciones leves, multa de hasta 30.000 euros.

Igualmente es importante decir que la Ley al tiempo que recoge estas duras sanciones, aporta la posibilidad de que los órganos con competencia sancionadora, podrán acordar no iniciar la apertura del procedimiento sancionador y, en su lugar, apercibir al sujeto responsable, a fin de que en el plazo que el órgano sancionador determine, acredite la adopción de las medidas correctoras que, en cada caso, resulten pertinentes, siempre que concurran los siguientes presupuestos:

  • a) Que los hechos fuesen constitutivos de infracción leve o grave conforme a lo dispuesto en esta Ley.
  • b) Que el órgano competente no hubiese sancionado o apercibido con anterioridad al infractor como consecuencia de la comisión de infracciones previstas en esta Ley.

 

La LSSI no es la única normativa que tenemos la obligación de cumplir, como ya he contado en otros artículos anteriores, debemos tener en cuenta otras, como la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal -LOPD-, sin embargo, creo que ya son suficientes sanciones por el día de hoy, como siempre decimos, cuiden los aspectos legales de su trabajo tanto como su creatividad.